VACUNAS COMPLEMENTARIAS Y ALTERNATIVAS EN EL NIÑO

¡Las vacunas! Hace más de dos siglos que un médico avecindado en la campiña inglesa, Jenner, observó que las campesinas que se lastimaban las manos con una forma menor de viruela presente en las ubres bovinas, no presentaban la enfermedad mayor. Siguió trabajando hasta dar con una vacuna sistemáticamente segura y efectiva contra la mortal viruela.  A su producto lo llamó vacuna o serosidad proveniente da las vacas.

En estos dos siglos el progreso que han traído las vacunas para evitar las enfermedades infecciosas es inmenso y su efecto benéfico se extiende hacia varios otros campos de la medicina.

vacunas_01

En las vacunas infantiles, cada cierto tiempo se producen inflexiones, como cuando la vacuna Salk, contra la poliomielitis quedó obsoleta por la aparición de la vacuna Sabin, que reproduce la enfermedad natural, pero en forma muy atenuada, con una larga inmunidad.

Detrás de todos estos cambios siempre ha habido un gerente. Fue así con nuestro infatigable Jenner, que tenía un amigo que le prestaba la lechería para hacer sus estudios, o el presidente Roosevelt que ayudó a Jonás Salk y como lo es ahora, con la industria farmacéutica que busca innovar cuando percibe que hay una actividad rentable o los organismos internacionales financian sus estudios.

vacunas_02

Chile tiene un excelente plan ampliado de inmunizaciones, PAI, que se aplica en forma gratuita a toda la población infantil.  Sin embargo han surgido voces que cuestionan algunos aspectos de una o dos vacunas del PAI, como producir mucha hinchazón, fiebre al momento de la inoculación y la sordina del riesgo por el mercurio. Por otra parte, el PAI no incluye algunas vacunas que protegen contra enfermedades casi siempre menos graves, como la diarrea por rotavirus y la varicela. Es por ello que tenemos las vacunas complementarias, que el PAI no las trae y las vacunas alternativas que podrían tener menos efectos secundarios.

vacunas03_001

vacunas03_002